lunes, 18 de marzo de 2013

Las relaciones sociales

Interesante artículo aparecido en elmundo.es acerca de los problemas de relación social. Lo que se trata es un fiel reflejo de lo que sucede en muchos sectores de la sociedad...

El hombre es un ser social, pero no todo el mundo tiene la misma capacidad para relacionarse con otros. Para algunos, pensar siquiera en responder a una pregunta en clase, pedir su número en una zapatería o hacer una entrevista de trabajo implica una presión tal que les paraliza, imposibilitándolos para llevar a cabo cosas que deben o quieren hacer.

No estamos hablando de timidez, sino de un miedo patológico a enfrentarse a situaciones sociales conocida como ansiedad social. "Hablamos de gente que quiere relacionarse pero no pueden. Les cuesta hablar con otros, expresarse en público o no saben decir que no, lo que frecuentemente les hace ponerse rojos, tener palpitaciones o sudores", explica el profesor titular de la Universidad de Jaén (UJA) Luis Joaquín García López, que acaba de publicar un libro sobre este trastorno, el tercero más común después de la depresión y el abuso de alcohol y otras sustancias.

"He intentado plasmar con lenguaje cercano casi 20 años de experiencia clínica e investigadora", apunta el autor de 'Tratando… trastorno de ansiedad social' (Ediciones Pirámide), destinado especialmente a profesionales de salud mental, aunque es accesible al público en general. "El objetivo –añade el especialista– es ayudar a que la gente sea más consciente de qué problema es éste y poder dar soluciones concretas".

 

Detección difícil


La ansiedad social afecta a entre un 3 y un 13% de la población adulta y entre un 2 y un 5% de los niños y adolescentes. A veces es difícil detectarla, pero si no se hace a tiempo puede complicarse y derivar en en otros problemas de ansiedad (como ataques de pánico), abuso de alcohol y otras sustancias, depresión o incluso bullying (acoso escolar). De ahí la importancia de un diagnóstico precoz.

"A partir de los 12 años, con la adolescencia, los problemas se hacen muy evidentes. Muchos chicos pasan al instituto, tienen que hacer nuevos amigos y la importancia de las relaciones sociales con los demás y de la apariencia es mucho más grande", señala el investigador del Área de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico del Departamento de Psicología de la UJA.

"Los maestros son de gran importancia en la detección. El problema es que se trata de un trastorno que no se ve. Es muy fácil detectar a un niño hiperactivo, pero los retrotraídos, los más callados, esos con los que los profesores están encantados, son los que a menudo tienen ansiedad social y sufren mucho", cuenta García López, señalando algunas de las pistas que pueden ayudar a la detección.

"Son niños que no tienen muchos amigos, que rehúyen estar con gente y dicen que les duele la barriga para no ir a algún sitio, aunque a veces es justo lo contrario", comenta, poniendo como ejemplo asimismo al gracioso de la clase, que frecuentemente es un chaval que asume el papel de payaso porque no encuentra otra forma de expresarse y relacionarse con sus compañeros.

 

Cosas de casa


Los padres, también, son fundamentales. "Si los padres son sobreprotectores o son críticos u hostiles y no los incluimos en el tratamiento, los niños no mejoran significativamente", afirma el experto, explicando que los progenitores tienden a solucionarles la papeleta a sus hijos y evitando así que manejen sin ayuda.

"Este tipo de personas suelen buscar a alguien que haga las cosas por ellos –García López habla de 'amigos sombra'–. Son los típicos que en un bar van a pedir pero al final pide el otro. En todo momento necesitan a alguien, y eso es muy peligroso, porque puede generar relaciones de dependencia".

"Tienen problemas para expresar sus emociones y opiniones, por eso se escudan en los demás, porque temen que los critiquen si dicen lo que piensan –expone el profesor–. El miedo les hace no ser ellos mismos. Pasan por el mundo como un fantasma, y es muy triste, porque estamos para disfrutar del componente social".

Para tratar de hacer más visible este trastorno, expertos del Departamento de Psicología de la UJA (que ofrece atención gratuita a la comunidad universitaria) acuden a centros escolares para tratar de informar y orientar sobre la ansiedad social, permitiendo asimismo el acceso a un intervención precoz y eficaz. Con los adultos es más complicado. "Cuando son conscientes del problema ya ha pasado mucho tiempo y puede haberse hecho crónico", reconoce el psicólogo, para quien lo más importante es que la ciudadanía sepa que hay tratamientos eficaces y que, por tanto, hay una solución.

viernes, 4 de enero de 2013

Repercusiones del 11 de septiembre en el deporte

La difusión del terror ha sido una práctica recurrente dentro de varios sectores de la sociedad. El deporte está dentro de esas actividades que puede ser blancos de atentados, pues se ha transformado en un importante acontecimiento social, que entusiasma, entretiene y apasiona a millones de seres humanos. Por lo mismo, tiene un enorme aparato comunicacional y publicitario a su alrededor. Cada Mundial de Fútbol, Juegos Olímpicos o competiciones continentales son la posibilidad precisa para aquellos grupos sociales, politicos, económicos y terroristas, que pretenden ganar notoriedad pública.

Los eventos deportivos son escogidos por estas asociaciones del terror, ya que en ellos está la atención y la convocatoria de cientos de personas. Qué mejor que un gran acontecimiento para perpetrar un atentado. porque concitará la preocupación de los estados participantes, espectadores e instituciones internacionales. La promoción de una causa o ideología es el interés principal detras de cada acto terrorista. Las propias delegaciones de atletas que acuden a compromisos continentales se convierten en los blancos predilectos de los terroristas, quienes los puede utilizar como un elemento para ejercer presión a los respectivos gobiernos. 

El 11 de septiembre de 2001 cambió el rostro del deporte en Estados Unidos, porque la sociedad norteamericana varió su percepción acerca de su vulnerabilidad y abrió los ojos a un mundo dsconocido. En la primera semana después de los atentados, competiciones de todo tipo fueron canceladas por temor a que las grandes concentraciones de personas fueran objetivo de los terroristas. 

Cuando se volvió a la normalidad se hizo bajo medidas de seguridad que se aplicaron en todas las instalaciones. Se han redoblado las medidas de seguridad en cada uno de los eentos deportivos que se han realizado. Instituciones que jamás habían alterado sus calentarios (Ligas de béisbol, la NFL...) tuvieron que alargar sus programas, algo sin precedentes en la historia del deporte norteamericano. 

El temor también se hizo eco entre los deportistas, mucos de los cuale se negaron a trasladarse en aviones por temor a ser víctimas de nuevos aeropiratas suicidas. "La última cosa que queremos hacer es tomar un avión e ir a California ahora", dijo entonces Vinny Testaverde, el quarterback de los New York Jets. Otros, jugaron y juegan, con un ojo en el terreno y otro en las gradas. No sólo se siente emor de ir al estadio a jugar, sino a cualquier parte, por lo que hay que recuperar primero el sentimiento de seguridad.  Desde entonces, los estadios se convirtieron en verdaderas fortalezas, con controles rigurosos en los tornos de entrada y ciento de policías y personal de seguridad hasta en las canchas.

Los ataques también evidenciaron la fibra humanitaria de muchos atletias estadounidenses que manifestaron su disposición de ayudar monetaria y moralmente a los familiares de las víctimas. El lanzador de los Diamondbacks de Arizona, Curt Schiling, uno de los puntales que guió a su equipo al título de la Serie Mundial, lanzó la idea de crear un fondo de ayuda para la ciudad de Nueva York con donación de un día de salario de cada jugador. Millones de dólares se han recaudado desde entonces, provenientes de donaciones individuales de los deportistas y organizaciones como las Grandes Ligas, la NFL, la NCAA, la PGA, la fórmula NASCAR, la NHL o la NBA...

A nivel internacional, el "martes negro" afectó igualmente al mundo del deporte, que también registró cambios en su calendario. Corea del Sur y Japón, que tenían que organizar el Mundial de fútbol de 2002, anunciaron su intención de reforzar al máximo las medidas de seguridad. A nivel local las autoridades y el Comité Olímpico Internacional priorizaron el tema de la seguridad en los Juegos Olímpicos de Invierno en Salta Lake City (Utah).

El 2001 queda atrás, con su carga de acontecimientos deportivos de primera magnitud, pero la fecha del 11 de septiembre perseguriá a cada estadounidense como una pesadilla recurrente y será recordada, según palabras del golfista Tiger Woods, como "el día más triste en América".


martes, 4 de diciembre de 2012

Valores educativos del deporte

Hemos oído hablar en muchas ocasiones, que la práctica deportiva puede aportar una serie de beneficios, no sólo físicos, si no también psíquicos, e incluso que pueda favorecer actitudes positivas, llamadas valores. Por definirlos de alguna manera, se trata de unos principios que regulan el comportamiento de las personas en cualquier situación de la vida. Este efecto actitudinal se explica porque a través de la práctica deportiva sistemática los jóvenes deportistas experimentan una serie de conductas que les van a ser de utilidad en la edad adulta, cuando tengan que enfrentarse de verdad a las dificultades de la vida. Son de gran ayuda en la adolescencia, esa "etapa crítica", donde los procesos madurativos, las experiencias dispares y los conflictos emocionales provocan un desorden del comportamiento. Pero también tiene su aplicación en la vida laboral, familiar y social del joven y del adulto, ya que tener un carácter moldeado con el esfuerzo y la dedicación, supone una ventaja en la carrera de la vida.

Así pues, los principales que se pueden desarrollar a través de la práctica deportiva son: compañerismo (mantener una relación cordial con los que se encuentran en un mismo equipo), sacrificio (experiencias de esfuerzo que tienen como finalidad obtener una meta), compromiso (exigirse y tener una responsabilida con el club, los compañeros, el entrenador..., pare tener un objetivo), perseverancia (relacionado con la constancia), aceptación (ser capaz de llevarse bien con los demás a pesar de las diferencias),  autocontrol (dominación de un mismo), valor (ánimo para afrontar retos), ambición (tener aspiraciones), madurez (comprensión de la vida, de sus posibilidades y de sus limitaciones), responsabilidad (confianza en uno mismo), educación (buenas maneras), respeto (demostrar cortesía por los demás), deportividad (demostrar comportamientos positivos frente a sus oponentes, aceptando la derrota y teniendo buen talante frente al éxito), imparcialidad y objetividad (no permitir una ilegalidad), independencia (tener confianza en uno mismo y no depender de los demás), amistad (afecto personal que surge de forma desinteresada y recíproca), integración (sensación de que importo a los demás y de que los demás me importan a mi) u obediencia (cumplir las indicaciones, consejos y tareas orientadas por una persona que se encarga de su formación, "entrenador", profesores, etc.)

Como se puede observar, el deporte es prolífero en valores. Somos muchos los que contribuimos a la formación de los más pequeños a través del deporte. Por ello, hay que buscar la mejor de las formaciones y qué mejor que hacerlo a través de la transmisión de estas enseñanzas que pueden ser inherentes a la competición.

martes, 20 de noviembre de 2012

Deporte y política

Mucho se está poniendo de moda el querer mezclar y comparar deporte y política. Los últimos hechos acaecidos en Cataluña (esteladas y banderas independentistas en el Camp Nou) así lo demuestran. Pues bien, llevar la política al deporte o el deporte a la política fue una actividad frecuente que se remonta a la Edad Media, cuando en Bizancio la única actividad deportiva existente se llevaba a cabo en el hipódromo. Existían cuatro equipos que representaban un color y estos, a su vez, la relación con los cuatro elementos cósmicos: aire, agua, tierra y fuego. Estas representaciones suponían un interferencia entre la imaginación y la política y al mismo tiempo una recapitulación del significado de los colores en los Juegos. Los equipos, divididos en cuádrigas, realizaban una carrera que simulaba el recorrido de las fuerzas cósmicas por la vía astral compitiendo por establecer la verdadera jerarquía de valores y las diversas funciones de una ciudad en armonía con el cosmos; de esta manera los cuatro clubes se transformaban en partidos políticos que tenían su programa y defendían sus propios ideales. Así, la política es abandonada al deporte y a las masas manipuladas de sus seguidores. Como ejemplo el de Justiniano en el año 532, insultado por verdes azules ordenó a su general Belisario una ejecución de 300.000 personas después de encerrarlos en el estadio. 

A pesar de los sentimientos populistas que unos u otros puedan tener el deporte y la política son dos actividades diferentes. Si bien es cierto que el uno puede llevar a la otra, el deporte encarna una serie de valores que la política jamás ofertará y viceversa. El deporte es la actividad física, ejercida como juego o competición cuya práctica supone entrenamiento y sujección a normas. La política es considerada como un arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los estados, comunidades, etc. Si tomamos y comparamos ambas definiciones, observamos que carecen de equidad, el deporte es una actividad física, la política una doctrina u opinión. Por ello, quien utilice el deporte o cualquiera de sus vertientes para poder llegar a la política, estará retrociendo hasta la Edad Media, realizando un ejercicio de lo más arcaico.

martes, 23 de octubre de 2012

¿Hasta cuándo?

Es un poco triste la situación que estamos viviendo dentro del club por el tema de las instalaciones. Es sabido que ahora mismo la pista del polideportivo no está apta para llevar a cabo entrenamientos debido a las obras de acondicionamiento de la pista, si bien es cierto que esta semana sí se puede usar debido al retraso en las mismas. Pues bien, desde la propia jefatura de estudios del centro se nos ha prohíbido alegando que sería acumular mucha información decir que sí para una semana y no la siguiente... Es una situación que se vuelve comprometida para nosotros, puesto que todo lo que habíamos avanzado empezando los entrenamientos en el mes de septiembre se nos está complicando ahora. Las competiciones nos van a empezar el día 10 del siguiente mes y nuestros jugadores estarán faltos de preparación. Además, necesitamos un tiempo para poder cumplimentar toda la documentación y es algo que no se hace de un día para otro.

Yo me pregunto qué sabe esta gente de deporte o qué sabe esta gente de gestionar un club. Los entrenamientos, competiciones, etc... No se pueden aplazar así como así; no podemos tener a los niños parados casi desde hace un mes, porque además ponemos en juego el número de efectivos, puesto que ante esta demora no sería de extrañar que decidiesen cambiar de aires y buscar otros equipos en los que de desarrollar esta actividad.

Es una situación un poco triste y lamentable; ver cómo se quieren hacer las cosas bien y no se puede. Es frustrante ver como el trabajo que se intenta realizar es una quimera, un imposible. En este centro y, por lo tanto, nuestro club, importa bien poco. Después de lo que nos está sucediendo en este combulso inicio de temporada hay que sentarse a hablar y poner las cosas claras. Estamos en un centro que presume de vender valores... Hay que dejar de presumir toda vez que se le está faltando a respeto a todos los que estamos trabajando a destajo y llevando el nombre del club y del centro por los diferentes campos y polideportivos de Santiago y Comarca.

miércoles, 17 de octubre de 2012

La situación de Villa

El gran Alfredo Martínez, escribe el siguiente artículo sobre la situación de David Villa. Creo que resume a la perfección la situación que vive este gran jugador que, como otros, marcó un antes y un después en la historia de nuestro fútbol:

"El Guaje luchó lo indecible tras su gravísima lesión para tratar de llegar a jugar la Eurocopa. Era un milagro, y los milagros no siempre se producen. Tras el enorme esfuerzo de seis meses luchando por acortar los plazos, tuvo que plegarse ante la evidencia de la medicina y el cuerpo humano. No podría acompañar al grupo en Polonia y Ucrania para luchar por revalidar el cetro europeo. Fue un duro revés que encajó con deportividad y saber estar. No creo ningún conflicto y facilitó las cosas al seleccionador en el momento justo. Antepuso el grupo a las individualidades. Era duro, pero lo hizo.
Comenzó ya la pretemporada con el Barcelona casi, casi a punto de caramelo, sólo le faltaba rodaje y confianza. En Agosto jugó sus primeros minutos en Bucarest en un golpe definitivo para reencontrase como futbolista.
¿Y desde entonces qué? Han pasado dos meses largos y el "Caníbal" goleador del Barcelona ha participado poco en el juego del Barcelona. Apenas una titularidad y minutos en las segundas partes. Eso teniendo en cuenta que el ariete asturiano posee el mejor promedio goleador de la primera plantilla del Barcelona en este arranque de campeonato al haber firmado tres goles en pocas participaciones y minutos de juego.
Soy consciente que la lesión que sufrió en Tokio al romperse la tibia y que no es fácil volver a ser el que fue, pero lo está intentando y creo que se merece más oportunidades de las que ha tenido.
He de reconocer que me sorprendido el escaso número de minutos que le ha dado Tito Vilanova hasta este parón de selecciones. Anteponiendo a Alexis Sánchez en muchas oportunidades a pesar del bajo rendimiento del chileno, a Cristian Tello que en algunos partidos estuvo eléctrico, pero en otros no demostró la enorme calidad que tiene y el instinto; Villa. Es verdad que para Vilanova jugar con dos extremos muy abiertos es innegociable hasta el momento. Sólo no lo hizo ante el Real Madrid, al recuperar a Iniesta con la mejor versión de Cesc esta temporada, pero no lo es menos que David Villa ha rendido magníficamente en la selección en esa demarcación, demostrando adaptarse a la banda en muchas ocasiones, y en sus primeros tiempos en el Barcelona. De ahí mi sorpresa visto que cuando juega sigue teniendo un instinto tan letal que para si quisieran la mayoría de los cañoneros del fútbol mundial.
Quiero pensar que el cuerpo técnico del Barcelona está mimando al delantero, conscientes de que no sería conveniente forzar por el periodo que estuvo parado y que próximo a las Navidades o dentro de un tiempo entienden que Villa alcanzará el nivel óptimo de recuperación para volver a sentirse futbolista al ciento por ciento y recordarnos en su más pura expresión al pichichi que siempre ha sido y que lleva dentro. De lo contrario no sólo no lo entendería sino que creo que no se estaría siendo justo con un grandísimo profesional y gran compañero como ha venido demostrando Villa a lo largo de toda su carrera. Ni una mala palabra, ni una protesta.
También Del Bosque ha tenido tacto con la estrella blaugrana convocándole pronto para que se volviera a sentir futbolista y devolviéndole en el hueco que siempre tendrá en la generación de campeonísimos. Sin ir más lejos en apenas diez minutos en Bielorrusia volvió a demostrar su poderío lanzando un enorme disparo al travesaño. Villa tiene muchísima pólvora en sus botas. Mucho gol al servicio de quien quiera utilizarlo, y si no, al tiempo.
Próximo a cumplir 31 años al Guaje aún le queda mucho fútbol y muchos goles en sus botas. A todo ello hay que unir el exquisito comportamiento de un jugador que no ha alzado para nada la voz ni ha rechistado lo más mínimo, simplemente ha dicho que está para jugar y que se ve en condiciones de poder jugar al mejor nivel.
Estamos hablando de un jugador que pasa por ser el mayor goleador de la selección española en todos sus tiempos y coincidiendo con la edad dorada. Ha sido pichichi en Eurocopas y en Mundiales. Y no se le caen los anillos ni tira de historial para exigir nada".

Alfredo Martínez.
Onda Cero.